fbpx

Todos sabemos que existen factores que determinan nuestra manera de trabajar. Las prisas, los proyectos que parecen interminables, los problemas que nos da nuestro equipo informático, los fallos de comunicación entre los diferentes departamentos… En definitiva, pequeños elementos que, todos juntos, pueden hacer de tu día a día laboral un auténtico calvario.

Queremos ayudarte y por eso, desde AraWorks, hemos recapitulado en este breve artículo “5 trucos para optimizar el rendimiento de tu SOLIDWORKS”.

Estos consejos te ayudarán a agilizar tu flujo de diseño para que tus procesos sean mucho más flexibles y eficaces.

1. Modos de apertura de ensamblaje

Determina cuál es el modo de apertura óptimo para tu ensamblaje. Como ya sabrás, SOLIDWORKS dispone de 4 modos de apertura:

  • Solucionado
  • Modo aligerado
  • Modo de ensamblajes grandes
  • Revisión de diseños grandes

Puedes configurar el modo de apertura de un ensamblaje grande cuando supere un determinado número de componentes en las opciones. Por ejemplo, utilizar el modo ensamblaje grande cuando el número componentes supere los 500. De esta manera vas a poder ahorrar mucho tiempo.

2. Convierte tus documentos a la última versión

Si te saltas este paso, lo único que vas a conseguir es que SOLIDWORKS tenga que realizar un procesamiento extra de los datos de los ensamblajes ya que, cada vez que abras un documento, el programa tiene que convertirlo de forma temporal a la última versión. Ahórrale este esfuerzo a SOLIDWORKS y anticípate.

Puedes comprobar si tus archivos están guardados en la última versión en el Explorador de Windows o en el indicador de Referencias de versión anterior en la herramienta de Evaluación del Rendimiento.

Es posible que tengas miles de documentos desactualizados. No te preocupes, puedes convertir los archivos gracias al Programador de tareas.

ANTES

DESPUÉS

3. Revisa tu metodología de diseño

Usar archivos importados de un cliente o descargados desde la página web de uno de nuestros proveedores es una práctica habitual. Hacer uso de éstos sin una revisión inicial nos puede llevar más de un quebradero de cabeza. Es muy importante comprobar la integridad de todas las piezas antes de trabajar con ellas, ya que un pequeño fallo de geometría puede tener un impacto negativo en nuestros ensamblajes grandes.

La herramienta Diagnóstico de importación realiza, de manera automática durante la traducción, una lista de todos los errores que encuentre en las caras de la pieza. Selecciona la opción Intentar reparar todo para evitar tener que reparar todo manualmente.

Haz clic para ver la secuencia completa

4. Simplifica tus modelos

Incluso la pieza más pequeña de un ensamblaje grande, como puede ser un tornillo, puede ser partícipe de un gran consumo de recursos del sistema. Estas piezas crean operaciones cosméticas que generan un gran número de aristas o de caras innecesarias. Antes de que tu diseño se vea afectado irremediablemente, optimiza tus modelos utilizando las opciones combinar, simplificar o hacer uso de calcomanías, entre otras.

5. Optimiza tu equipo

Puedes mejorar tu método de diseño también ajustando las opciones de nuestro sistema operativo. Ajusta los efectos visuales para obtener el mejor rendimiento en el menú Propiedades del Sistema.

En el panel de control de tu tarjeta gráfica también puedes encontrar opciones para controlar la configuración 3D. Especifica a tu equipo cómo debe hacer uso de la tarjeta gráfica cuando estés trabajando con SOLIDWORKS.

Estos son algunos de nuestros consejos para que mejores tu rendimiento a la hora de diseñar con SOLIDWORKS. Ahora está en tu mano ponerlos en práctica para que tu proceso de diseño vaya como la seda. ¿Quieres conocer más trucos? Accede a nuestro webinar “10 trucos para optimizar el rendimiento de tu SOLIDWORKS”.

Share This